domingo, febrero 18, 2007

ANA MUÑOZ: MI MADRE



Nunca me llevé particularmente bien con mi madre. Siempre fui la más rebelde de la familia, la más distinta. Ella una mujer exigente, no nos pedía ninguna responsabilidad en la casa, pero los estudios eran lo primero. Yo en cambio tenía otros intereses, aunque creo que era una manera de llamar la atención, ante tanta lumbrera que había en casa. Después que nacieron mis hijos, entendí muchas cosas en este maravilloso y complejo camino de la maternidad. Entendí por ejemplo que cada hijo es distinto y tenemos distintas afinidades con cada uno de ellos. Comprendí que lejos para una madre lo más doloroso es cuando un hijo se enferma o tiene una pena o sufre por alguna razón.
Esto último me motivó a escribir este post. Pensar en el sufrimiento que mi madre debe haber sentido al verme con parkinson. En los momentos más complicados de mi enfermedad ella venía a acompañarme y sentía una impotencia tremenda de no poder calmar las diskinesias que sacudían mi cuerpo.
Ella no ha tenido una vida fácil. Una historia de abandono marcó su vida, pero que la hizo fuerte ante la adversidad. Crío cinco hijos, en una época en donde no existían las comodidades de ahora, como los pañales desechables o maquinas lavadoras de ropa, etc , así y todo, mis hermanos y yo llegamos a ser profesionales, en una época en que estudiar en la universidad era un lujo. Hasta ahora no me explico cómo lo hizo. Mi madre es una sobreviviente y la admiro por eso. Creo que de ella me viene esto de plantarse firme ante lo que viene, cómo cuando el 2002 tuvo un cáncer al peritoneo del que salió victoriosa.
Ella nos enseño “que el saber no ocupa lugar”, siempre ávida de conocimiento, al que ella no pudo acceder formalmente.
Es mi compañía cuando asisto al taller de fonoaudiología y participa como un miembro más de la Liga, con su buen humor característico.
Tengo la certeza que en sus oraciones ella ofrece su salud a cambio de mi parkinson.
¿Qué actitud tienes tu ante un hijo@ enfermo?

36 comentarios:

porteña dijo...

Hola Ericka: No alcancé a comentar tu post del baile, pero lo haré igual aquí: me emocionaste, te juro, te miraba y me impresioné tanto por tu actitud, por lo "pará" que te ves para enfrentar el baile y la vida, para mi es todo un honor poder ser testigo de tus logros y reflexiones.

Respecto a tu madre, es cierto lo que dices al principio y yo creo que a todos nos pasa, antes de ser padres somos un mar de críticas frente a los nuestros; después con nuestros retoños en brazos nos vamos poniendo humildes y agradecidos de quienes cuidaron de nosotros.

Un abrazo extensivo a toda tu hermosa familia...los Contreras Muñoz se las traen.

Zulema dijo...

Negrita, muy hermoso tu post sobre mi mami. Es una buena descripción de nuestra familia y lo que ha marcado mi mami en todos nosotros.
Frente a un hijo enfermo, la impotencia de no poder ahorrarles sufrimiento es horroroso. Recuerdo cuando el Gonza, chiquitito fue operado de apendicitis y sufrió mucho.....Mi actitud frente a un hijo enfermo es impotencia por no poder ahorrarle el dolor....acompañar con todo el cariño y apostar a su fuerza para enfrentarlo y salir adelante

Un beso Negrita!!!!

Visnja dijo...

Erika, Haz puesto el dedo en la lla
ga, mi hijo lo es todo para mi, el
es hijo unico, y en base a eso es mi sobreproteccion, pero el no es el ternero mamon, es demasiado independiente, ademas que ya es medico, hemos tenido sus locas discusiones , cuando he querido indicarle un tratamiento para el resfrio, para la diarrea, recien
ahora me he desprendido de esa angustia que me provoca cuando esta enfermo , me hago la que no me importa, pero siempre estoy cerca, bueno yo soy matrona y mi tendencia es ser demasiado sobreprotectora.
Calladamente. siempre le tome el
seguro escolar, en la Clinica Santa Maria, como jugaba futbol por lo menos una vez al año tenia que acudir al recinto hospitalario, desde fracturas nasales, hasta desgarros en la cOnjuntiva, pasando por fracturas de dedos de los pies, bueno el dinero pagado superaba con creces lo invertido.Muchas de las veces, solamente se atendia en el JJAguirre, cuando las lesiones eran menoes. y ahora no se que sguro tomarle, ya que el sigue en el J.J.Agurre haciendo una beca autofinanciada de radiologia,el no podra trabajar ya que es de dedicacion exclusiva, no tendra sueldo y depende solo de nosotros financieramente hablando, no se cual sera el trato con los medicos, pero yo ya ando buscando algun seguro de salud. He pensado que llego a ser patologica, muuchas veces hago las cosas y no le digo a mi marido hasta que estan hechas.
Es terrible para mi ,pero el que sea una parte de mi , me lleva a ese estado, ahora anda de vacaciones, en Brasil, no quiso sacar un seguro en viaje, menos mal que el paquete que tomo lo tenia incorporado.
Que actitud tendria?, daria la vida
por el . por favor no me traten de patologica, solo de una madre que adora a su hijo.
Besitos

Visnja

Alvaro dijo...

Bueno Erika, es un sentimiento no tan solo de la madre, no se las intensidades, pero si se siente y muy fuerte.

pablo dijo...

me parecio muy bonito este post porque refleja el sentimiento de una madre ante la pena y el sufriemientos de sus hijos y como sale adelante.

te quiero muchisimo
pablo.

@lita dijo...

Erika:
no puedo responder a tu pregunta x una razón básica... no tengo hijos, pero desde la mía, como hija puedo decir, sin ninguna duda, que yo habria dado mi vida por la de ella sin dudar, para que no sufriera, para no verla partir...

@

Irantzu dijo...

Erika, qué bonito cuando los hijos que han tenido una relación dificil con sus padres pueden mirar desde lejos, y ver lo bueno, y lo malo, y perdonar, y perdonarse... es lo más sabio y sano para todos, y llena el corazon de paz y amor. :)
Mi hijo aún no ha estado enfermo, tiene 3 añitos, y toco madera para que siga sano. Pero yo cuando chica tuve un problema bastante heavy a la columna, y que era heredado, y cuando pienso que él pueda pasar por lo mismo que yo me angustio su resto. Después trato de pensar que en el peor de los casos yo salí mas o menos bien parada de todo, y que tendría que saber estar ahí para que él tb. recorriera ese tunel y saliera pronto de él... pero no es fácil, ahora entiendo porque mi mamá llora cada vez que se acuerda de todo lo que pasamos juntas. Para mí en cambio, todo está en nebulosa, solo me acuerdo de lo bueno, será qu me bloqueé, no sé...
Un abrazo!

JENNY dijo...

Estoy muy conmovida con este post, sobre todo porque tu madre es una persona digna de admirar!

Cuando cualquiera de mis hijos se enferma, preferiría una y mil veces estar enferma yo... hace tres años mi hijo del medio, lo tuvieron que hospitalizar porque no le llegaba el oxígeno ya que tenía los bronquios obstruidos.. lo peor es que como él es un poco actor no le presté mucha atención cuando me decía que le dolía el pecho (pensaba que lo hacía para llamar la atención y lo que tenía era un resfriado común). Finalmente entró en crisis respiratoria un domingo y al llevarlo al hospital y me dicen que tiene que entrar en cuidados intensivos, el mundo se me vino abajo, lloré desconsoladamente, me culpé mil veces y deseé estar en esa camilla, me provocó darme golpes contra la pared y autoflagelarme por lo mala que había sido y por no haberle creído... Le pedí perdón a él y a Dios, para ese entonces contaba con 5 añitos....

Desde ese entonces trato estar más pendiente de ellos con eso de las gripes que en los entretiempos son muy comunes.... Ahora no quiero ni pensar lo que debió sentir tu madre cuando te diagnosticaron la enfermedad... Solo al ser madres entendemos lo que se sufre por un hijo y lo que significa el amor ilimitado...

Tienes el mejor ejemplo de tenacidad y fuerza! Que compartan muchos años juntas!!

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Erika,sin duda nuestra mami es una mujer de otra galaxia,fuerte,luchadora,inteligente y con una gran solidadridad,incansable en el aprendizaje de todo lo que ponga por delante.Sin duda ella es la responsable de buena parte de lo que somos.
No tengo dudas que tu estás mejor por todas las oraciones que ella realiza.

gonzalo dijo...

hoy, me gustaría tener hijos.

Anónimo dijo...

querida erika .. la vida es una etapa ,, cada cosa la aprendemos cuando , llegamos aesa eapa

cuando jovenes , no entendemos a nuestros padres ,
pero cuando padres ahi los entendemos .
y cuando abuelos , nos comportamos como tales , aunque , nos molestaban , nuestros padres abuelos ,. y asi nuestros hijos .. el tren de la vida , le enseniara en cada estacion ..
unbeso , y suerte .
uner ..

Águila libre dijo...

Hola Erika: una gran mujer tu madre, dale un abrazo de mi parte. En tus genes tiene que venir la fuerza que ella tiene mas el ejemplo que recibieron.

No hay peor momento que cuando tienes un hijo enfermo, no los resfrios o cosas solucionables fácilmente, sino por ej. a punto de morir intenado en la uci. Eso no se lo doy a nadie. Es tanta la tensión, el miedo y la culpa que no sé como describirlo.

Muchas gracias por pasar por mi blog y dejarme tu cariñoso saludo para mi primer cumple blog, es muy importante para mi y te lo agradezco de corazón.

Sigue fuerte y adelante con su mejoría, la fuerza está en ti.

Mil cariños,

María Paz

Cococita dijo...

Que lindo lo que escribes de tu madre y que rico el que puedas disfrutarla aùn, yo no tengo esa suerte.
La maternidad nos enseña a valorar màs a nuestra madre, una aprende a conocer los secretos de los hijos, sus temores, dolores, alegrìas, penas, etc, etc.
Gracias por compartir esto nos nosotros.
Un abrazo.

Vero dijo...

Hola Erika, que lindo como hablas de tu gran madre, yo tengo dos hijos por los que he dado mi vida, cuando el mayor era muy chiquitito tuve que aompañarlo en una enfermedad que me costo muchas lagrimas y el mas grande dolor del alma que he sufrito, pero ahi estuve, firme y fuerte para acompañarlo, el jamas me vio flaquear, nunca sabra lo que fui capaz de hacer por el, por ahora ellos saben que pase lo que pase la mama siempre estara ahi para protegerlos.

Un Beso.

Alejandra Rodas Gallardo dijo...

Me sacaste las lágrimas Ericka. Pensé mucho en el sufrimiento de mi madre al ver cómo la distrofia muscular consumía la vida de mi hermana; y ella tan impotente sin poder remediar la situación.

Ahora que tengo hijas, comprendo parte de lo que ha tenido que pasar, además unirnos y fortalecernos la ausencia de mi hermana.

Lo hermoso de todo es ésto y quiero compartirlo hoy contigo Ericka: "TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE" (Filipenses 4:13)
Nada es débil delante de Nuestro Padre Celestial y si perseveras hasta el fin, alcanzarás la vida eterna!!! Junto a tu hermosa familia y principalmente con Jesucristo y tu mamá!! Sigue buscando la verdad!!

Te mando un gran abrazo! Desde por acá arriba...Guatemala :)

Anónimo dijo...

¡Què hermoso Érika¿. Si en el futuro mi hija hablara asì de mì me darìa doblemente por satisfecha.
Entonces ese hermoso acto que disfruto: la maternidad, me llevarìa a su más alto punto.
Un abrazo,
Zenia desde

http://imaginados.blogia.com

almena dijo...

Es hermosa esta tu reflexión. Con el tiempo,y con la experiencia propia, llegar a comprender actitudes que en su momento nos parecían tan ajenas.
Muy hermoso todo lo que has escrito, Erika.
Te dejo un abrazo fuerte

Anónimo dijo...

Cuando yo tenía 5 años, mi padre era superman

Cuando yo tenía 10 años, mi padre era fantástico

Cuando yo tenía 15 años, mi padre empezaba a fastidiar un poco

Cuando yo tenía 20 años, mi padre era un fastidio constante

Cuando yo tenía 30 años, mi padre se había calmado

Cuando yo tenía 40 años me di cuenta de que mi padre decía cosas interesantes

Cuando yo tenía 50 años mi padre se fue

Ahora tengo 75 años... y las palabras de mi padre vienen a menudo a mi memoria, con más claridad que muchas otras de cuantas he escuchado. Ahora, por fin, me he dado cuenta:
¡qué sabio era mi padre!

Amanda Contreras dijo...

Hola tía Erica,gracias por escribirme ,me gustó su blog,la mami Ani está muy bonita en la foto.
Chao

Anónimo dijo...

Negrita: ¡Que lindo post! Me emociona constatar lo que señalas. Mi mami ha ofrecido su vida por tu salud. Me consta su desesperación cuando no sabía como aliviarte. Me parece verla haciendo esfuerzos por masajear tu cuerpo rígido cuando tus diskinesias eran tan fuertes...
Estoy segura que has sacado tu su fuerza, su temple para darle a la vida de frente aún cuando la adversidad se presente. De ambas admiro muchas cosas, la sensibilidad,la inteligencia,la solidaridad, la entereza, la capacidad para salir airosas aún en medio del dolor.
Un abrazo del alma
Any

Laura dijo...

Hola Erika;
no puedo responderte a la pregunta que haces ya que no tengo un hijo. Podría ensayar una respuestas desde la teorìa pero prefiero callar. Sin embargo ahora entiendo tu fuerza, esa que has heredado de tu madre. Quizás tu rebeldía no haya sido mas que una confirmación de los muchos puntos de contacto que tienen. Ella es una guerrera y vos no te quedas atrás. La valentía para sobrellevar tu enfermedad ¿acaso no la tendrías tu para sobrellevar la de tus hijos? Te admiro y a ella.
Abrazos

Loredana dijo...

I came back.

almaenamorada dijo...

Ay..Erika,..!

He llegado y has llegado precisamente en el justo momento..Creo.

Mi hijo padece un poco de los bronquios..y hace apenas unos dias..es cuando mas he notado que se le complicó.
He pasado noches en vela....(tengo que confesar que hasta llorando) en cada respiro que dificilmente salía de la boquita de mi hijo..
Que; aunque no ha sido muy grave (por asi decir..pues con el tratamiento ha mejorado ya) el corazón de madre..me reventaba de dolor al verlo asi..pues
es muy dificil sentir el dolor de un hijo. Más puedo afirmar que; con el esmero que se pone en cuidarlo, nos llena de esperanza de que sanarán, aun a pesar de todo.

Y tienes toda la razón Erika.
La admiración hacia una madre es mucha.La gratitud y mas el amor!
=)

Saluditos y feliz miercoles!

Diana L. Caffaratti dijo...

Erika:
Bueno es que tengamos tiempo para reconocer los valores que nos han inculcado y quienes han sido sus gestores.
Claramente se ve tu posición distante de la que sostenías en la adolescencia cuando generalmente las mujeres nos dedicamos sin querer a inquietar a nuestras madres.
No sé qué haría ante la enfermedad de un hijo... Supongo que dejaría muchas cosas de lado para acompañarlo, pero que si lo que necesita es aprender valor y se resiste, no caería en el mimo exagerado, sino en la firmeza y la honestidad absoluta, para mejorarlo.
Creo que eso haría.

Lety dijo...

Ha sido grato conocer a tu madre querida Erika, es sin duda, una gran mujer.
No puedo responder a tu pregunta porque hasta el momento no he vivido esa situación.

Si me he cuestionado al respecto y pienso que no he de tener fortaleza suficiente para afrontarlo y por esa razón no me ha llegado el momento. Sin embargo el futuro sólo DIOS lo puede ver

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hay que estar en esos zapatos para ver hasta dónde llega nuestra actitud de dolor ante un hijo o una hija doliente en su salud.

Cuando me toque ser padre entenderé muchas cosas que no comprendo y que me resisto a entender ahora...pero sí espero marcar mi camino propio de forma definida.

Saludos cordiales.

Lorena dijo...

Erika,
que lindo tener una mamá asi, y que bien que hagas esta reflexión a tiempo, cuando ella aún está viva y puedes recompensarla un poco de todos sus sufrimientos. Yo no tengo hijos aún, pero supongo que debe ser asi, como tu dices, las cosas se ven distintas cuando tu ocupas ese lugar (el ser madre)
saludos!

indianala dijo...

Me gusta saber de ti y aun mucho mas de las madres, que orientan, que acunan, que nos contienen y las que nos desesperamos cuando un hijo se nos enferma!
Pero el siempre vera nuestra sonrisa.

Un gran abrazo a las dos!

miguelvelez dijo...

Qué razón. Hasta la vida por un ser amado. Amor de madre, de padre,de amante... Me autoconsidero un poco egoísta -es decir lo seré bastante- y sólo ante el amor soy generoso.

Águila libre dijo...

Hola Erika: me enteré lo de la dopamina y lo que significa en tu enfermedad, cuando entre a internet sólo para ver que era, para saber un poco más de lo que iba a hablar.

Ojalá la ciencia pronto descubra como hacer estra droga en forma sintética para tratar tu enfermedad pero de forma que además de ayudar, no tenga contraindicaciones, así como el eutirox, que al ser una hormona síntetica, logra hacer el trabajo de la tiroides sin ninguna contraindicación.

Bueno, Dios le dará a los científicos la iluminación necesaria, eso espero.

Te dejo miles de cariños,

María Paz

ALEX dijo...

BUENO ERIKA... YO NO TE PUEDO DECIR COMO ME COMPORTO CON MIS HIJOS, PORQUE AUN NO LOS TENGO. PERO SI TE PUEDO DECIT QUE FUI UN HIJO REBELDE. MIS DOS HERMANOS SE HICIERON MUY SEÑORONES DE FORMA TEMPRANA. Y SIEMPRE TUVE PROBLEMAS EN MAYOR O EN MENOR MEDIDA CON MI PADRE( QUE ES MILITAR RETIRADO DEL EJERCITO )PERO ENTIENDO TU POSICIÓN Y CREEME QUE ESTAS MUY A TIEMPO PARA FORTALECER LOS LAZOS DE AMISTAD CON TU MADRE. AL FIN Y AL CABO, ELLA ES QUIEN NOS ACOMPAÑA HASTA LAS ULTIMAS CONSECUENCIAS.

francisco dijo...

Madre desde que te perdi te comprendo mejor.
Pienso que me ha dado mucho a cambio de muy poco...

Erika, gracias por hecerme recordar...francisco

Amanda dijo...

ups, que decir, una de mis soles la pasó muy mal hace un rato, no sé describir mi actitud, tampoco sé decir cual creo que es la correcta, solo puedo decir que fue parecido a creer que en el mundo solo existía ella y nada más-
gracias por tu texto,

Julio Suárez Anturi dijo...

¡Qué post más hermoso, Érika! Eso son las madres, sin duda. Muchos padres, también. Y de la misma manera, yo me la sufro, a mi manera, por mis hijos. Abrazo.

Peggy Bonilla dijo...

Erika

Tocas las fibras más sensibles...
Es algo más que un cordón umbilical multiplicado en los siglos...
Ser madre es testificar la continuidad de la Vida. Que no acabe, y que ese ser al que de la mano trajimos, vestido con nuestros ropajes, se sirva de nuestras enseñanzas y fortalezas.Los hijos son la razón de ser y estar. Donde confluye el amor. Un lugar donde nada es sacrificio. Donde dar se vuelve riqueza. El sitio perfecto. Un regalo divino.

Bonito post. Se te quiere. Abrazos.

americacomparini dijo...

Es muy hermoso el relato sobre tu mamà. Se ve que es una mujer extraordinaria. El abandono, es lo màs horrible que nos pueda suceder, la entiendo. pero valiente Dale un gran abrazo de mi part. He conocido su legado: tu alma hermosa y mi doctor que adoro y me rescatò de una depresiòn terrible. Es un gran profesional y un hombre sensible preocupado de ayudar al pròjimo, a diferencia de muchos. Besitos para ti y tu mamà.