lunes, octubre 23, 2006

RAICES

Un buen terreno para sembrar es aquel que no tiene limitaciones para que las raíces crezcan, pero así como en la vida, las situaciones ideales casi no existen, pero ¿Por qué es tan importante el suelo o la tierra para planta?r. Es ahí donde la planta echará raíces, buscará su alimento, agua y además su arraigo. Al igual que nosotros necesitan el sustento y arraigo. El suelo generalmente tendrá alguna restricción o limitación para que la planta crezca, que puede ir de unas simples piedras, que se interponen al paso de las raíces, a problemas más serios donde es casi imposible que una planta crezca o sólo algunas, aquellas con características especiales pueden sobrevivir.
En nuestra vida es lo mismo, existen personas que pueden resistir situaciones límites, ejemplos hay varios, pero mencionaré el caso de Daniela García, la joven estudiante de medicina, que perdió sus cuatro extremidades en un accidente ferroviario y así y todo está pronta a titularse de médico. Para mi ella es un ejemplo de entereza y de amor por la vida. Ella es como esas raras plantas que sobreviven en arenales o en la nieve, donde muy pocos seres vivos pueden resistir esas condiciones.
Creo que todos cuál más o cuál menos nos encontramos con limitaciones en “nuestro suelo”, la gracia está en como nos adaptamos y aceptamos esas condiciones para vivir y hacerlo felices. No digo que sea fácil, al contrario creo que es muy difícil y se pueden tomar al menos dos caminos. El primero, de echarse a morir y sentirse el ser más desgraciado del mundo y esparcir la negrura por doquier o ser fuente de luz y hacer de nuestras limitaciones fuente de crecimiento.
Es cierto, tener fortaleza o ser fuerte de pronto no es una opción, como decía Matriuska en el post TEMORES, tienes que serlo. Pero hay maneras y maneras de hacerlo. Puedes ser una persona amarga y con ello agriarle la vida a los que te rodean o ser una persona que se esfuerza por superarse y entregar lo mejor de si.
¿Cuál es tu opción?

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Erika: me alegra escuchar tus palabras y creo que eres un ejemplo de como el camino de sobreponerse a la adversidad ha servido para enriquecernos la vida a quienes te rodeamos. Obviamente sobreponerse no es una opción, es la única alternativa, pero la diferencia está en darnos fuerza a los demás y tus sabios consejos en los momentos dificiles, ver el vaso medio lleno y no medio vacío. Cariños AE

Anónimo dijo...

Erika: en esto consiste nuestra libertad, en vivir lo que nos toca eligiendo el cómo.He ahí la diferencia entre un suicida y alguien que es capaz de encontar un sentido en medio de las dificultades...puede parecer un poco fuerte, pero la verdad es que uno siempre elige y las elecciones tienen consecuencias. Lo importante es saber encontrar la vida buena en medio de lo real, lo concreto, lo histórico y lo específico.
Un abrazo
Any

Erika Contreras dijo...

Querida Angélica:
Gracias por tus palabras y por el cariño que ustedes me han brindado.
Siempre estaré para dieguito, Cristiancito,para ti y para Cristian, si necesitan una palabra de aliento.
un abrazo
erika

Don Chere® dijo...

Me impresiona leer esto..uno se complica por limitaciones tan basicas (que sin lugar a dudas son un mundo al no habernios enfrentados a mayores) y claro no miramos a gente como esta niña, o David Albala, o este señor de apellido Weil y muchísimos más que literalmente le ha ganado a la vida.

A veces somos egoistas y nos enfocamos en el corral propio, siendo que en el ajeno existen verdaderas lecciones de vida y enseñanza para por último mirar, partiendo de la base que sólo se aprende de las lecciones vividas.

Como siempre, un agrada pasar por acá.-

Te cuidas.-

Anita Sepúlveda dijo...

Debo reconocer que hasta hace algunos años era bien apagada. Amargada por ser re franca. Pero el tiempo y la experiencia me ha convertido en "tierra fértil".
Y más fértil cuando leo textos como el tuyo Erika, o conozco experiencias como las de Daniela García.
¿por qué habría de andar amargada por la vida si tengo todo lo que necesito para ser feliz?

paz, conciencia y éxito

sergio meza dijo...

Vaya: Mi opción, dentro de mi mal genio y mi muy humana apostura ante los problemas, frente a los cuales suelo reaccionar superlativamente, es la de cultivar una serendidad utópica e inalcanzable, desde la cual poder tener una visión profunda y original, factible de ser atrapada desde las palabras.
El resto es la vida que a todos les ha tocado vivir, con familia y proyectos de vida grupales.

Pero lo netamente personal es lo arriba expuesto.

Un abrazo estimada Érika

Crimson dijo...

que buena filosofa erika!
chuta que tema....lo cierto es que con todo lo malo que he vivido o lo que veo, me sigue gustando la vida, y en eso gasto mi tiempo en tratar de que a los demas tambien les encante....
un abrazo
realmente es un gusto poder comunicarme contigo..
saludos a tu hermano y gracias por tus visitas!

Cococita dijo...

Eso es cierto.... uno puede ser inmensamente felísz solamente con lo que disponemos a mano. No necesitamos más.

Un abrazo y cuidate.

Matriuzka dijo...

Por ahí leí que el instinto más fuerte es el instinto de supervivencia.

Yo creo que en la mayoría de terrenos hay "limitaciones para que las raíces crezcan". Pero... ¿Cuál terreno no necesita ser labrado?

Como lo dije antes, y vos lo mencionaste, no siempre tenemos la opción de ser débiles. Hay momentos en los que tenemos que ser fuertes porque no hay de otra. Nos levantamos, trabajamos el terreno de nuestra vida y esperamos que nuestra labor de frutos.

No siempre obtenemos flores, o frutos dulces (a veces ni frutos amargos) pero muchas veces, la satisfacción de levantarnos y labrar es suficiente.

¿Existe una mejor manera de labrar que con una sonrisa en el rostro?

Siempre es un verdadero placer pasar por tus letras, Erika.

¡Saludos!

EL VERSÓGRAFO dijo...

La mejor opción es luchar y ver la cara positiva aunque no siempre sea fácil! Siempre es una bella pequeña lección leerte. Gracias!

francisco dijo...

No te falta la razón es primordial el saber sobrevivir. Es un placer el poder leerte.

Erika un abrazo.

Anónimo dijo...

Saludos desde la isla, Zenia en>

http;//imaginados.blogia.com

Qué historia tan impactante. Perseverancia, tesón. Es lo que aquí se llama tener tierra.
Érika, tenemso por acá a un coterráneo tuyo impartiendo un post grado de caricaturas.
Su página es
www.guillo.cl

El primer encuentro fue una delicia. Se habló de ambos países, de sus culturas, de su amplio vínculo con el mar, de la poesía...
Me alegro que tengas buen ánimo

tate dijo...

Cierto que hay verdaderos ejemplos de entereza, pero...y si ¿esta falta?.
Me pregunto si el ser positivo es un valor de "moda".Creo que nos venden valores que son imposibles de llevar a su fin.
¿Cómo ser feliz con el p.k a cuestas?.
Trato de sacar lo menos malo de esta situación, pero nunca la aceptaré ni seré feliz en ella.
Siento no estar de acuerdo contigo en esta ocasión, pero pides opinión y te la doy.
Para mi sería un autoengaño decir que soy feliz con mi p.k, pero me alegro que no tod@s seais como yo.
Besos
Carmen
Por lo demás

Lorena Sáez dijo...

La segunda, tratar de ir superando las cosas y aportar. Pero claro, como todos, tengo mis dias malos, en los que simplemente ando mas silenciosa, y como soy un poco 'desordenada' se me nota altiro... jeje

Un beso!!!
:D

Erika Contreras dijo...

Tate:
NO soy tan mazoquista como para declararme felz con el parkinson. pero, como lo habíamos conversado, mi vida no es solo parkinson y tengo muchos otros motivos para ser feliz.
Parto de la base que tengo la enfermedad. ¿Voy a lamemtarme toda la vida por eso?..... ¿Sufriré por la mala suerte que me toco vivir?.....
NO,no estoy dispuesta a que esta enfermadad me gane la partida. No logrará tirarme al suelo.No lo permitiré.
erika

Loretto dijo...

Oye Erika, veo que la plantoterapia te caló profundo!!! y así de profunda es tu reflexión la que he leído con mucho agrado. Siempre tenemos la posibilidad de echarnos a morir, o patalear... siempre estamos eligiendo, porque no elegir, también es una elección... No hace mucho reflexionaba sobre la Daniela García, gran valor, pues un amigo de mi esposo se suicidó no hace más de 15 días. Un cabro joven,también médico, con circunstancias vitales actuales bien desfavorables. Yo creo que el favor o no, debe hacérselo uno... y saber cuidar nuestra tierra y fertilizarla a diario, con lo bueno que trae la vida. De que hay cosas malas las hay, pero ¿y? toda tierra tiene sus piedras.

Anónimo dijo...

En el jardín, en el patio, donde sea, siempre nos preocupamos de sacar las malezas antes de plantar algo nuevo o, simplemente, para ver el suelo limpio. Así debe ser también en nuestras vidas: evitar que crezca la maleza, arrancándola de raíz (cada vez que sea necesario).

@lita dijo...

Sobrevivir:
Seguir vivo después de la muerte de una persona o después de un hecho o de un momento determinados.

creo que cada uno de nosotros tiene su propio y personal umbral de supervivencia, pero se tienen que conjugar 3 factores importantes... el quiero, el puedo y el porque, pero una pregunta me queda sin responder... quien puede decir cual es el limite que somos capaces de soportar, salvo nosotros mismos? es tan facil mirar a nuestro alrededor y hablar de lo que cada uno deberia ser capaz de superar o de sobrevivir, pero como es esto medible? si cada uno de nosotros es unico e irrepetible? y cada una de las experiencias vividas hace lo que somos... acaso somos mas o menos por la cantidad de sufrimiento en nuestras vidas? ... creo que no, solo somos, y cada uno de nosotros vive o sobrevive a su manera...

mil saludos desde una esquina del mundo ^^

porteña dijo...

Mi querida Erika: hoy iba por la calle y me fijé en un árbol (ya es más que una simple plantita) creciendo en el medio de la pared de un edificio viejo cercano a mi casa.
Me quedé mirándolo y pensé en lo que habías escrito en este post. Le faltan todas las condiciones al pobre árbol, pero el tiene las ganas de vivir y de buscar la luz...

Le tomaré una foto, para que veas que no es un rapto de "realismo mágico".

Gracias por compartir la sombra de tus hojas con nosotros, gracias por darnos los frutos de tus reflexiones...tu eres un árbol maravilloso.

Cariños

Anónimo dijo...

Yo pienso que la vida es ruda...que no es fácil. También a veces pienso que me las arreglo para hacerla más cuesta arriba. A veces pienso que mi autoexigencia me impide disfrutar lo que tengo. Tengo claro que estos días me falta tu sabiduría...espero me llegue mi turno.

Dilaca dijo...

Epa!. Dónde se fue mi comentario?
Intento entoces, nuevamente, para decirte presente, y pensar en la arboladura como aquel olmo viejo de Machado

A UN OLMO SECO

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

Paty Bravo dijo...

Es dificil, los umbrales de tolerancia son tan distintos, claramente, tu tienes una actitud positiva frente a tu enfermedad y eso ha ayudado indudablemente tanto en tu recuperación, como también en el enfrentamiento de la sintomatología, seguramente parte de tus motores para ello, son tu familia, tus creencias, el optimismo. ¡que fuerza!
Pero, debemos aprender a aceptar las diversas formas de convivir con el "dolor" físico y también con el del "alma"; para el primero no todos tienen la misma fuerza y razones para seguir, para el segundo no hay recetas, porque es un proceso ineludible que como tal tiene un comienzo y un final por el cual transitar. Obviamente, cada uno tendrá sus propias herramientas, apoyos, culpas, etc. que lo harán más o menos llevadero, hasta llegar a la aceptación de la pérdida, cualquiera sea ésta.
¡Veo que tu lo has logrado!

Paty

Julio Suárez Anturi dijo...

Mejorar nuestra tierra interior sin llenar de maleza la tierrita de los demás, es un excelente ejercicio. Abrazo.

alejandradesabato dijo...

Como el Principito que limpiaba minuciosamente su planeta de los baobads...
Tienes razón, Erika..y es una bella analogía con la vida...

Besos....

SUAVE CARICIA dijo...

debi venir aca desde un principio asi mi trraduccion no se fue la mejor
pero en fin, sobre el escrito
me parece un gran acierto, cuando se tiene o no se tienen lñimitaciones, puedes echarte a morir, he conocido a personas con limitaciones fisicas, y que han luchado por un futuro un poco digno, aunque tambien conosco a otros sin nada fisico, que han volcado toda su energia en hacer que las personas a su alrededor, sean lo mas infelices, sin nigun espiritu de superacion ni ganas de vivir.
creo que ellas no importa el terreno que habiten, éste siempre sera malo, es su espiritu , su alma que no tiene las ganas de volver a ser feliz.
dejo una suave caricia
y
una estela de besos que te ayuden a marcar tu norte
gracias por ir a mi cumpleaños, me encanto tu visita.
cariños

miguelvelez dijo...

Cierta APATIA, producto también de la afamada casa PK, ha hecho disminuir mi pasión por el cine.
Mas guardo gratos recuerdos de una cinta argentina titulada "UN LUGAR EN EL MUNDO"... Siempre que te sientas a gusto lograrás enraizar. No es obligatorio que el paisaje sea bello o tu cuerpo sano y esbelto. Sólo sentir que es tu sitio, con tu gente.
No sé si lo he encontrado.

Pao dijo...

Erika quiero invitarte a ti y a todos a visitar mi humilde Blog. te agradecería tu opinión.

te espero

Pao dijo...

sorry,
mi blog es
http://fonoaudiologear.blogspot.com

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Lo importante es sacarle todo el potencial al terreno donde se va a sembrar; eso requiere trabajo, básicamente. Y no andar envidiando el terreno del vecino.

Mi opción es esa...sacarle brillo al terreno y hacerlo con mis capacidades más las de la tierra; si lo hacemos con el corazón, todo es posible. Saludos cordiales.

P.D.: He cambiado la URL...ve a http://elblogdeleternocandidato.blogspot.com

belclau dijo...

Habia olvidado completamente la historia de Daniela, gracias por recordarla, Erika. Es verdad, su entereza es enorme, el luchar, luchar y no decaer... Se llevara eso geneticamente???? Me lo pregunto, porque creo que hay veces en que no es tan facil llegar y decir, de esto voy a salir, tengo confianza en que sera asi. Por lo menos yo estoy viviendo eso en estos momentos y te aseguro que es re dificil enfrentar esta especie de gigante que me abruma, que me angustia (tu lo debes conocer tan bien como yo). Creo que es en ese momento donde los seres humanos nos diferenciamos de las plantas y ncesitamos de nuestro entorno social mas proximo para que nos sostenga, es en ese momento donde necesitamos mas que nunca el afecto. Sin el no viviriamos, es como el agua para las plantas...
Besos!!!!