viernes, junio 09, 2006

PERFIL


Conversando con mi doctora cubana, Ivonne Pedroso, ella me contaba, que en los diez años que lleva trabajando con enfermos con dolencias neurológicas, podría hacer un perfil del enfermo de parkinson y este es: son personas que son muy queridas en su familia, tranquilas, sin vicios, “muy de la casa”, con matrimonios largos y muy estables. Personas que le dan mucha importancia a la familia. Ella los comparaba con otros enfermos, por ejemplo, los que tenían enfermedades vasculares, que la mayoría de las veces llegaban solos a la consulta, pero nunca un enfermo de parkinson llega solo.
Esto me hizo observar a mis colegas de parkinson y si bien, el universo era más bien reducido, me di cuenta que en los casos que yo vi , se cumplía esta premisa. Me pregunto entonces será que por ser como somos, tranquilos y todo lo demás, somos más susceptibles al parkinson? o el parkinson hace que tengamos una personalidad más reposada y por lo tanto seamos más queribles.?
Es raro, me gustaría que los enfermos de parkinson y familiares me corroboraran esta hipótesis. Será que hay un componente del comportamiento él que nos hace más susceptible a la enfermedad, porque si así fuera, creo que deberíamos comenzar portarnos “un poco mal” , no ser tan fieles por ejemplo, no estaría mal y si además es por prescripción médica.......
Lo que me queda claro es que todo en exceso es malo, ni muy buenos, ni muy desatados.
Qué piensan ustedes?

23 comentarios:

Lety dijo...

Considero que es muy interesante establecer esa premisa, pero como toda investigación requeriría de un estudio serio y concienzudo, ahora si es de broma, por prescripción médica podemos tomar la receta y no limitarnos a ver el menú. Aunque yo te diría que ese tipo de comportamiento, el de ser bien portada, que conste, no el otro, a mí me hizo proclive a la obesidad, jejeje

Te dejo un saludo cariñoso

Morena dijo...

Que novedoso lo que planteas, pero creo q hay que sentirse muy afortunada de tener familia q te respalde y te quiera.

erika contreras dijo...

Lety.
Creo que ser bien portada, como dices tu,definitivamente hace mal, tu por tendencia a la obesidad y yo por mi prakinson. No será hora de "portarse un poquito mal"?
Ja ja
Erika

Loredana dijo...

Amiga, hay un libro súper interesante que si no lo has leído, es el momento.
La autora se llama Louise L y el título "Usted puede sanar su vida".
Es acerca de cómo aprender de nuestras enfermedades, sin que ellas pasen por nuestras vidas como simples episodios.
Besos.

Pilar dijo...

Ay Erika!! jejejeje no ser tan fieles por ejemplo?? que va a decir tu hermano! o tu esposo!!. Niña, yo estoy segura que tú eres tremendamente querida por ser simplemente tú, con o sin parkinson habría sido lo mismo. Te veo muy transparente y sencilla. Un mujer valiente y fuerte, como muchas pero no como todas.
Y claro, opino igual que tú, que todo exceso es malo, así que para que vamos a ser tan fieles?!! jejeje. Cariños desde Chillán, hasta pronto!

Johnymepeino dijo...

Pienso que, como de todos modos de algo hay que enfermar, es mejor ser tranquilo, hogareño y fiel y padecer la enfermedad que corresponde. ¿No crees?.
Un blogabrazo

Zulema dijo...

Negrita, lo que tengo claro, de acuerdo a tu teoría es que... de Parkinson no me voy a enfermar.....
Me alegra mucho lo dicharachera y suelta de trenzas que estás en este post...Qué viva la vida loca!!!!

Cariños

Zuli

Alvaro dijo...

Nose Erika, ¿porque nuestro comportamiento implícito, correcto, honesto, debería ser causa de nuestras enfermedades? Aunque se pudiera dar el caso por ahí me cuesta pensar que sea causa.
Si se descubre que es así, entonces un poco de desorden no vendría mal... aunque sea como sea un poco de desorden no viene mal.

Irarrazabal dijo...

Buenas tardes,
Siento que sucede lo mismo que les pasa a las personas que se ven privadas de algún sentido, los otros se acentúan.

Saludos y fuerza, siempre!

Cococita dijo...

Ayyyyy...Erika...jajajajaja....muy osado tu post pero en realidad, ajeno a las enfermedades, te diría que igual te percibo como una mujer tremendamente cálida, tranparente, fuerte, muy aclanada con los suyos, suave en su trato, ayyy....pero eso de portarse un poquito mal..si que tienta!!!!....jajaja....mmmmm....ay..no sé...mejor no digo ná...no vaya a ser cosa que me incrimine...jajajajaj.
Un abrazo y cuidate.

Anónimo dijo...

Negrita:
He encontrado muy divertido tu blog. Espero que no estés buscando remedios al azar, o buscando razones médicas para los remedios. Bueno aparte de bromas yo entiendo las enfermedades en un contexto sistémico y por lo mismo es muy difícil y azaroso atribuir una causa específica a las enfermedades. Creo que las causas y las conscuencias se entrelazan misteriosamente y se hace difícil situar el origen concreto de un evento como éste. En todo caso igual es interesante esperar respuestas de enfermos de parkinson y de sus familias. En una de esas te dedicas a investigadora. Yo como la Zuly, creo que si tu observación es correcta,no podría tener parkinson, sería una persona que llegua sola a la consulta. Me acaban de decir que tengo alzas de presión por lo tanto me prepararé para ello Ja ja ja.
Any

La Revolución de las Costillas dijo...

Qué interesante lo que planteas. Me quedo con tu segunda hipótesis: el parkinson podría ser el causante de esa tranquilidad (?).
Siempre nos vamos a preguntar "¿por qué a mi?", sin embargo, leerte es una inyección de energía increíble. Lo importante es que no estás sola.
¿Si es que me voy a enfermar?... mmm... me has dejado pensando, bueno, creo que seguiré tu consejo. Todo sea por mi salud jejeje.

Cariños, besos y abrazos,
Karolina

Águila libre dijo...

Hola Erika, que rico que sigas posteando y te siento mejor, con ganas de vivir y eso es muy pero muy lindo.

Creo que las personas que tienen una enfermedad, sea cual sea, siempre estan acompañadas de acuerdo a como han sido con el mundo próximo que las rodea. Tu tienes la suerte de tener gente que te adora, y eso es por como eres tu, no por tu enfermedad.

Siempre he escuchado que las personas buenas, no quiero decir que otras sean mas malas, porque todos tenemos cosas buenas y malas, sino que la gente que ha dado amor, cariño, compañia, ternura, en el momento que lo necesita, esas personas estan a tu lado.

Yo creo que a mi funeral van a ir mis hijas y nadie mas, pero en fin, espero que falte harto para eso. En tu caso, toda la fuerza que has tenido para afrontar y ganarle a la enfermedad es gracias a Dios y a quienes te aman y a tu fuerza de espíritu. No tienes que pensar en portarte mal, en general a los "malos" no les pasa nada aquí, les pasa después de la muerte.

Te mando mis energías, sigue adelante, portate bien, porque eres buena de corazón y dejanos a nosotros portarnos mal por tí, jajajajaja

Muchos cariños

María Paz

Cococita dijo...

Ya.....pasé de nuevo por aquí y te dejo un abrazo y mis buenas vibras.
Un besito y cuidate

Elena Lamas dijo...

Erika, he pensado en lo que planteas, no creo que sea que las personas buenas son suceptibles al parkinson y a otras enfermedades, conozco el caso de un señor que lo padece y está solo, no cuenta con muchos seres queridos al lado y eso es producto de que como fue en su vida, ahora recuerdo que pensaba escribir sobre esto, "uno cosecha lo que siembra" por tus post puedo ver que eres una linda persona, tienes muchas cualidades, lo que te hace ser muy "querible", no cambies eso, ser mala no conduce a nada, porque creo que en la vida todo se devuelve, creo que tu enfermedad te hace crecer, en el sentido de que tu fuerza te ayuda y además el contar con personas que te apoyan, te quieren (eso lo has sembrado) te ayudan a salir adelante.
Continua así, un abrazo

Erika Contreras dijo...

Elena. creo que el caso de ese señor confirma la regla. Es cierto que uno cosecha lo que siembra, pero te confidencio que siempre me he sentido recibiendo más de lo que he entregado. Muchas veces me he sentido no merecedora de tanto amor y tanta generosidad.
Si, siento que el parkinson me ha hecho crecer, y aunque suene un poco soberbia me ha hecho ser una mejor persona,.
saludos
erika

Lorena Sáez dijo...

A mi parecer la premisa no apunta a cambiar esas condiciones de cada uno, sino a buscar el comun denominador pues no mencionas cómo eran antes de enfermarse.

Un abrazo!!!

Erika Contreras dijo...

Lorena:
esta no es una apreciación con rigor cientifico, si no más bien una observación en base a la experiencia de la doctora Pedroso. Es cierto, no sabíamos como eran antes de enfermarse, pero no te parece curioso, al menos, que todos sean tranquilos y dedicados a su familia .....después de haber adquirido la enfemedad?
erika

Héctor Jorquera dijo...

Bueno Erika, al fin llego hasta aqui y me emociona leerte. Las explicaciones muchas dependen de quienes las acepten más que de quien las emite. Si las variables que enunican están presentes en tu caso y en otros, revelan una buena cosa y probablemente hagan que el tránsito por la enfermedad sea distinto. Solo deseo enviarte un abrazote sureño. Vivo en Temuco y hoy salgo a Chiloé para colaborar con la Facultad de Medicina de una U regional. Te contaré luego de mi paso por la tierra de leyendas. Lei que te gusta Serrat y Hernán Rivera, en mi blog hay dos regalitos para ti. Abrazos

Erika Contreras dijo...

Hector.Gracias por visitarme. me voy de inediato a ver los regalos que me dejaste
un abrazo
erika

joseluis dijo...

erika, yo creo q tengo algunas cosas tipicas del pk (suceptibilidad absurda) y otras no x ej. tuve algunos vicios q obviamente los deje, en cto.a mi familia se puede decir q hay cierto vinculo emocional, a las consultas siempre fui solaina.

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Pienso que sólo son coincidencias.Como todos los fenómenos biológicos pienso que existe una distribución de gauss en las conductas y caracteres de una determinada tipologís de pacientes.

Sin Azúcar dijo...

Creo que todas las enfermedades (hereditarias o no) tienen una raiz en el cuerpo emocional, que siempre las agarra todas primero y luego es el cuerpo físico el que las interpreta de una forma visible.