martes, agosto 08, 2006

COMPLACENCIA

Hace días me da vueltas en la cabeza la palabra “complacencia”. En el diccionario Larousse se presentan dos definiciones, la primera:
“Satisfacción o placer con que se hace o recibe algo” y la segunda “tolerancia excesiva”, la que puede darse por compromiso, por debilidad o por alguna relación de amistad o parentesco, y que no ayuda a mejorar.
Todo esto a raíz de un comentario de un amigo, también enfermo de parkinson, que me decía que las personas “normales” tendían a tratarnos con demasiada complacencia por el hecho de estar “enfermos”. Lo entiendo como una mirada caritativa o una palabra de aliento, porque se supone que la vida es más difícil para nosotros. Pero en el contexto creativo, se nos hace un flaco favor, ya que no se nos mide con la misma vara que a los otros e implícitamente se nos considera inferior. Aquí hago la diferencia entre la colaboración crítica, de la complacencia acrítica, que no es otra cosa que un descompromiso y una suerte de hipocresía
Pienso que por el hecho de estar enfermos, no somos ni mejores, ni peores, sólo que cargamos con un peso más visible, pero ¿¡quien no lleva una carga por la vida!? Sea esta más o menos visible y hasta a veces mucho más pesada que la nuestra aunque no la notemos.
Esto es lo que se llama discriminación positiva, que, si bien, en algunos casos me parece una buena medida, en el ambiente creativo, sea éste las artes, la literatura u otra disciplina artística, no me parece aplicable. En nuestro caso, el cuerpo está enfermo, pero no nuestra capacidad de crear. Puedo dar ejemplos como la señora
María Moreno que después de 34 años de parkinson, hace unas preciosas artesanías en cerámica; mi amigo José Luis Parodi, pintor, quien me motivó a escribir este post y tanta gente, que es buena en lo que hace por sí misma y no por la valoración que se hace de ellos por la enfermedad.
Es cierto que el parkinson nos impone duras limitaciones, principalmente en el plano físico y en el anímico, pero eso no nos invalida frente a los otros y quizás estas dificultades objetivas claramente desarrollan en forma paradojal otras capacidades.
Quizás lo excepcional de muchas personas enfermas de este mal, es superar el desaliento, frente a un cuerpo que no responde a veces y como he dicho en otras ocasiones dejar que el alma vuele.

Otro ejemplo de lo capaces que pueden ser los enfermos de parkinson queda reflejado en el bolg de José Sanchez Cerezo, los invito a verlo.

27 comentarios:

Rosa Ester dijo...

No deja de impresionarme la forma tan positiva conque vives la vida. Te prometo que me hace sentir tan culpable de no valor las pequeñas cosas de esta vida.

Erika eres un ejemplo y una inspiración de vida para muchos, y me alegro montones el haber descubierto tu blog, ya que al leerlo es como una experiencia que me lleva a preguntarme como estoy disfrutando el vivir mi vida.

Cariños....

miguelvelez dijo...

Menudo tema tocas ¿viste? esto es lo que hace a éste sitio de referencia. Mi blog es muy frío, éste más acogedor y personal.
Opinión del tema: no me interesa tanto la opinión de la gente como de mi gente.
Nos quejamos a veces que la gente no nos entiende,pues empecemos por nuestra gente. Yo de personas muy queridas he obtenido respuestas muy dispares. La misma persona en unos momentos ignora tu discapacidad y en otros te trata como a un incapacitado total.
A veces soy hombre de pocas palabras, pero deberíamos utilizarlas más para dar a conocer nuestra situación.
Un gran saludo, Erika,maestra.

Cococita dijo...

"Dejar que el alma vuele"....sí...hay que dejar que emprenda el vuelo....sin que el resto de la gente discrimine en forma positiva o no.
Y es verdad que la gente tiene una tolerancia excesiva...yo pienso que lo hacen si darse cuenta... pero creen que lo que hacen es lo correcto. Se tiene miedo a la equivocación, al error en el trato humano.
Pero antes de actuar, debemos delimitar cómo.
Un fuerte abrazo y cuidate mucho.

Anónimo dijo...

Erika: Comparto plenamente la opinión de Miguel, pues considera la importancia de responder desde el sí mismo a las respuestas del medio. Nunca olvidaré una experiencia con una persona con parálisis cerebral que me decía que las personas le hablaban como si fuera "tontito". Él, en forma muy sutil, y sin resentimientos hacía notar su capacidad, su agudeza e intuición,mostrando que ese trato no le permitía relaciones parejas,sino desiguales. Me mostró, que en ese caso la desigualdad iba por otro lado.
Un abrazo
Any

joseluis dijo...

erika,
es cierto lo q decis en cto. a la "complacencia" aq tambien hay algunos elementos contradictorios en la relacion afectados vs. no afectados pq no olvidar q al "gran publico" le gusta por ej. "las cortadas de orejas", es decir confirmar q el arte es para inadaptados. en gral. creo q no deberiamos preocuparnos demasiado por la relacion de lo q hacemos c el exterior aq es bueno estar atentos a lo q vos decis para no caer en autocomplacencias y facilismos.en mi caso particular veo a la pintura como un acto de redencion personal y de intensificacion de la experiencia emocional y en gral.no me interesa demasiado las opiniones de terceros. se q puede sonar algo antipatico pero bue...
un abrazo, jl

Sin Azúcar dijo...

Es verdad lo que dices y me parece super válida tu forma de expresarlo, desde tu perspectiva.
Hay que pensar en la 'intención' también y es que mucha gente se comporta de una cierta manera con la gente enferma guiados por un sentimiento de cariño y de respeto, pero no creo que haya intención de menospreciar.
Tal vez esa sea otra de las tantas pruebas que gente con enfermedades difíciles deban aprender a superar.
Este mundo es complejo :o)
Cariños.

Sergio Meza C. dijo...

El tema de este Blog es este que tratas, y por lo mismo debes persisitir en él de distintas maneras, como todo en la vida de cada uno de nosotros. Un profesor de la Universidad, Juan Mastrantonio, me dijo una vez algo que me ha seguido acompañando: uno siempre dice los mismo; el mensaje de cada cual es uno solo en la vida, y lo demás son las partes del mismo, como cuando describes un diamante, que aludes a sus facetas vez por vez, pero el diamante es uno solo. Lo demás de andar picando aquí y allá en pos de las "tantas cosas" de cada cual es solo un espejismo, pues se delata el tema vital tarde o temprano.
Una persona, un mensaje, infinitas aristas.
Un abrazo estimada Érika.

Anónimo dijo...

Hey! Very Nice! Check out this website I found where you can make extra cash.
It's not available everywhere, so go to the site and see if you can find something. I found something and make
and extra $900 a month!

http://www.degree-programs-online.info/extramoney.htm

Sergio Meza C. dijo...

[inmediatamente arriba de este comentario]
¡Érika!; te vacunaron con un aviso publicitario. ¡Llame ya!; Jajajajaja, compre el nuevo "Ab-Bloggeitor y le daremos 200 comentarios si escribe durante los próximos 35 minutos.

Julio Suárez Anturi dijo...

Tienes toda la razón. Y ahora que te leo, me haces pensar por qué esa inclinación, casi automática, de adoptar otra actitud cuando vemos en alguien "la carga más visible" (como tú dices). No creo que siempre se trate de subestimación. Abrazo.

Anónimo dijo...

Negrita, creo que lucho día a día por no ser complaciente, no es fácil para quienes no tenemos una enfermedad visible....viene a mi la frase célebre de una amiga que decía "...de cerca nadie es normal". Tampoco es fácil saber cómo enfrentar la diferencia, el dolor y la adversidad del otro....y quizás pueda ser porque no tenemos conciencia de todas las diversidades que portamos, es como si nos educaran para una homogeneidad que es falsa no?

Bueno no es mucho el aporte, pero es lo que hay. Negrita un beso grande. Te quiero mucho

Zuli

Morena dijo...

Creo que somos complacientes pero no por lástima sino por conciencia social y por agradecimiento a Dios de que hemos tenido que pasar por esa enfermedad dolorosa o situación compleja.

Loretto dijo...

Ser complacientes... la complacencia no siempre es buena. No si es anteponiendo que el otro no puede. Cuando somos complacientes con los niños evitamos la formación de un carácter esforzado y persistente. Cuando somos complacientes entre adultos puede ser que los consideremos inferiores... puede ser, digo, porque también puede ser que no es que el otro me lo provoque, sino que es algo mío: mi forma de estar en el mundo para que no se enojen conmigo.
Me sentí complacida con tu visita... y con franqueza Erika, me pareces uno de esos espíritus llenos de fuerza. Agradezco tu visita.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Hay un programa serial que están dando en Canal13 llamado Perspecplejia. Hay muchos que, al menos en parte, aún tenemos el chip de tratar a la persona con cierta discapacidad como un todo enfermo...cuando son algunas habilidades que se han perdido.

Saludos cordiales.

EL VERSÓGRAFO dijo...

Hola Erika!!, que no dejen de volar tus pensamientos a través de estas máquinas que aún no comprendo, prefiero pensar que es magia!! Bonito encontrarte!!! Un abrazo!

Dilaca dijo...

Me sorprendo en este blog.
Sin complacencia confieso que ser víctima del Alzehimer me aterroriza.
Lo que escribes, me transporta a otra dimensión distinta de la de mi pesimismo.
Me pareció valioso tu artículo.
Volveré por aquí y si me permites, colgaré el link de tu blog en el mío.

princesa maryita dijo...

Querida Erika, además de vistarte como siempre, quería venir a responder el comentario que me dejaste en el blog sobre que algunas personas, yo incluida, te sobrevalorabamos y veiamos en ti una imagen que a lo mejor no eras...
lo que yo creo querida Erika es que nosotros somos un todo que engloba el como me veo a mi mismo y el como me ven los demas, por lo tanto, aunque tu creas que a veces no tienes fuerzas, nosotros si lo creemos así porque te vemos hacer "con ese cuerpo enfermo" como tu lo llamas cosas que otras personas "menos enfermas" no son capaces de hacer ...
Asi yo, con mis alumnos, juro que soy una profe justa, más bien ellos me ven como una bruja mañosa, por lo tanto algo de bruja debo ser no?
te dejo un beso grande y busca la fuerza que tienes en ti para que también puedas verla...

joseluis dijo...

erika, tuve pensando en tu post estos dias y conclui q es inevitable lo de la "complacencia", es parte inherente de la condicion humana e incluso yo mismo la practicaba cuando estaba sano. recuerdo una frase de hemingway q decia algo asi: "tenemos mas simpatia x los q renuncian, por los q abandonan...es una conducta mas humana", la busqueda de la perfeccion o de seguir una obsesion-en el area creativa obviamente-no cotiza demasiado en el mercado de simpatias a no ser claro q este legitimizado x el exito. tener una enfermedad no te hace mas apto para nada, mas bien lo contrario, lo positivo q tiene es q te hace ver q te queda menos tiempo del q pensabas.
salu2.

Pilar dijo...

Es demasiado cierto eso de que todos llevamos pesadas cargas que pueden convertirse en obstáculos en esto de vivir. Muchas de estas cargas son enfermedades como el Parkinson con el que tu convives, pero claramente hay cargas que mucha gente lleva y que a simple vista no las notamos, hay quien tiene que sobrellevar un caracter explosivo y que auyenta a la gente de su lado, hay quienes sobrellevan un pesimismo insoportable para quienes le rodean u otros que no ven nada bueno en los demas y por lo tanto se hacen acreedores del desprecio y el desamor. Todas esas cosas son mil veces más invalidantes y realmente penosas formas de vida, y a las que yo le temos mucho más que una enfermedad que físicamente me limite, tener el espíritu sano y libre para crear y soñar, para compartir con alegría entre nuestros seres queridos es un don que no tiene relación con piernas que no caminan o brazos inexistentes, lo hemos visto tantas y tantas veces, personas que han logrado superar esos problemas físicos con una fuerza increbantable y un deseo enorme de superación.
No hay límites para ti querida Erika, porque estás viva y conciente de lo que puedes hacer, un alma enferma no deja a esa persona amar plenamente y dejar que la amen, tu alma limpia y tu corazón lleno de amor te hace física y espiritualmente más fuerte de lo que todos imaginamos.
Un beso y hasta pronto!.-

Erika Contreras dijo...

Pilar
Tienes tanta razón, esas cargas que tu mencionas son mucho más pesadas por que se transforman en personas no queribles y finalmente, solas.
erika

joseluis dijo...

Ampliacion,
Segui c el tema de la complacencia o autocomplacencia, me di cta. Q hay una pregunta anterior a lo q analiza Erika y es la de.pq escribimos, pintamos, etc.? yo creo q lo hacemos pq no tenemos otra alternativa, lo precisamos para recuperar el centro, para salir del vacio, etc. en un mundo perfecto no existiria el arte, en un estado de beatiud individual menos, el artista es basicamente un ser incompleto e incomfornista. O sea q el impulso nace de una carencia, una negacion y se trasmuta en plenitud, pero la plenitud por suerte no dura mucho y por eso se recomienza una y otra vez.el gusano no puede dejar de sedar.
el tema de la complacencia viene despues y es producto de la relacion objeto-exterior y ahi las cosas empiezan a cambiar, la necesidad original desaparece y el producto de esa necesidad, o sea el objeto, queda expuesto a la mirada del otro, en el mejor de los casos se produce un contacto entre el ser-artista y el ser-espectador y en el peor indiferencia o complacencias, a todo esto el problema de la comunicacion no es menor, el gran cineasta ruso andrei tarkoski decia q "el artista debe de sacrificarse por sus dones y que la recompense es la comunicacion cuando se hace eco en el otro", obviamente esta posicion esta en desuso, hoy los artistas son estrellas mediaticas y habiles promotores de si mismos. Mucha agua ha corrido de tarkoski a nuestros dias y mucha mas todavia desde q aquellos habiles pintores japoneses realizaban fluidos paisajes sin firmarlos x creer q ellos formaban parte de un colectivo atemporal y q el pintor es un "medium" y su mano es "guiada", en este estado de cosas firmar una tela o un papel seria apenas un ejercicio egocentrico. Cuando interviene la complacencia la comunicacion desaparece pero cuando desaparece la necesidad poco importa la complacencia.

belclau dijo...

Querida Erika, he leido tus post con mucho interes (hace muy poco que estoy en esto del blog, asi que me estoy dando un tiempo para familiarizarme...). Me detuve aqui porque a medida que te iba leyendo iba recordando mi vida infantil que estuvo super ligada al parkinson. Recuerdo perfecto a la Tita, mi tia abuela, ella "enferma" segun lo que se decia , con problemas en sus manos y en el resto de su cuerpo. Enferma???? Decia yo... Pero si la Tita juega conmigo, me habla, me hace cariño, como todo el mundo!!!! Ah si, tiembla, pero es porque es ella y punto!!!!
En mi percepcion de cabra chica de 4 o 5 años aun no cabia el significado de enfermedad, mas bien la enfermedad en ese momento para mi era una gripe fuerte y nada mas...
Fue raro, creo que esa percepcion se quedo muy grabada en mi porque incluso despues (al ir ya al colegio y empezar a vivir en el mundo "real") siento que nunca vi a la Tita con algun sentimiento de lastima o cosa por el estilo, al contrario! Hasta llegamos a pelearnos y muchas veces ella me reto, "chiquilla maleducada!!!!" me decia mientras yo masticaba la bronca de la misma forma que lo hacia con mi mama.
Siempre me ha llamdo la atencion esa percepcion infantil que tuve con respecto al parkinson, y cada vez que la recuerdo pienso que me encanto conocerla y estar cerca de ella a esa edad donde la Tita fue un adulto mas de mi familia que me regaloneo, y que me trato como su nieta.
Un beso!!!!!

Erika Contreras dijo...

Belclau
Qué lindo lo que nos cuentas. Creo que la mirada de los niños es más sabia y perdurable en el tiempo. Para ellos no hay diferencias.
gracias
erika

Erika Contreras dijo...

joseluis

Me gustó mucho la reflexión que haces sobre las necesidades del artista, la relación con el mundo exterior y como se produce una suerte de contaminación en donde interviene la complacencia.
"cuando interviene la complacencia la comunicación desaparece, pero cuando desaparece la necesidad poco importa la complacencia". Esa frase es para el bronce.
erika

joseluis dijo...

ja, para el bronce! muchas gracias...yo en realidad pensaba q era para la arena pero voy a suponer q tenes razon..igual te cuento-entre nosotros noma-q no me queda muy claro el significado de esa frase q escribi...

Erika Contreras dijo...

joseluis
A mi me quedó clarito.... te la explico?
erika

joseluis dijo...

a ver, yo se con que intencion lo hize pero creo q no quedo claro.