viernes, marzo 24, 2006

Agradecimientos


Antes de hablar de parkinson o de cualquier otra dolencia, quiero agradecer a toda las personas que han estado cerca de mi apoyandome, mi familia, mi madre, mis hermanos cuya generosidad me conmueve, siempre presentes cuando los necesito; mis cuñadas, principalmente a Wilma y a Chus . A mis sobrinos y a toda esa gente que se sumó con sus oraciones, pidiendo un milagro.Quiero agradecer a Frida Ringler, mi psicologa, con quien desarrolle la idea de escribir un blog contando mi experiencia con el parkinson, como una forma de ayudar a otros enfermos y por hacerme comprender que el parkinson es como un maestro exigente. Si, un maestro que me ha dado el silencio necesario para profundizar en mi, me ha dado un poco de sabiduría para entender que este también es un regalo y una tremenda oportunidad para ser mejor.En este blog, les quiero contar mi experiencia, desde que supe que tenía parkinson y todos los pequeños milagros que han ocurrido, ¡¡¡porque los milagros existen!!!... y en realidad no sé si son grandes o pequeños , lo que si sé es que existen.¿Crees en los milagros? ¿Cuentanos?

21 comentarios:

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Claro que creo,los milagros existen,lo que pasa es que muchos no se dan cuanta y no los descubren en la cotidiano de la vida.
Por ejemplo para nosotros es un milagro el que tú y Ricardo aceptaran ser los Padrinos de Amanda,estamos muy contentos por un eso.
Un beso
Te quiero

Anónimo dijo...

Negrita, yo no sé si creo en los milagros, pero lo que sí tengo muy claro es que uno de los grandes aprendizajes que tu nos has dado, es que no hay enfermedad en el mundo que sea capaz de mermar la calidez y solidez de los vínculos humanos. Puede que el milagro sea reconocer que no hay tiritón en el mundo que merme la esencia de lo que somos y tenemos...y el mayor regalo para nosotros, mis niños y la familia en general sea admirar en tí la fuerza de "ponerte " la vida como venga y seguir tejiendo a crochet, escribiendo cuentos y enseñándonos todo esto. Un beso Zuli

Anónimo dijo...

Soy Gonzalo, la verdad es que no creo, pero tengo la esperanza que Usted quiere y puede mejorarse y estoy seguro que va a salir adelante, porque Usted es una mujer que no se queda ahí, Usted lucha contra lo que le espera. Yo lo sé porque Usted me lo ha demostrado, yo la conozco muy bien y se que es una muy buena persona. Gonzalo Laborda Contreras, su sobrino

Anónimo dijo...

Hija, para mí ha sido muy impactante toda la fe y el cariño de la familia de Juanita Romero, que fueron ellas quienes iniciaron oraciones a San Expedito. Por ellas yo he empezado a ir a pedir un milagro. Me ha impactado mucho también la fé de Alonso, que me acompaña cada vez que puede, me abraza , escribe en el libro y pide con mucha fe. Todo eso me ha despertado a creer en los milagros, porque yo antes no creía. Te quiero
Tu mamá

Pecas dijo...

Llegue aqui por el blog del Doc.
No creo en milagros. Creo en las personas. En la magia que expelen. En el calor que transmiten. En la bondad.
Creo que las personas se sanan sin milagros. Son ellas y su energía.
Con mucha admiración te deseo la mejor de las suertes y mucha tranquilidad, puesto que compañia tienes de sobra.
Es bueno saber que existe gente tan valiente como tu....
Besos.

Mauricio Rebolledo dijo...

Erika:
Felicitaciones por el coraje y la valentía de contar tu historia, a tu ritmo y en tu tiempo.
Por buscar grandes heroes, perdemos de vista los heroes cotidianos, esos que luchan cada día por dar un paso...y otro mas.
Suerte y mucha esperanza

aguirrebello dijo...

El blog de tu hermano me trajo hasta aquí: una bitácora donde podremos ver paso a paso cómo le ganas a esa enfermedad.

No sé si será un milagro, los avances de la medicina o tu fuerza y la de quienes te quieren, pero estoy seguro de que saldrás adelante y superarás al "maestro" Parkinson.

Abrazo,

AA

Guillermo dijo...

Qué más puedo decirte.¡Animo, fuerza, valor, alegría devivir!

Con Nano, la Angela, el Chino, Rossana, yo y Patty (que no te conoce) estamos siempre hablando y recordante. Queremos estar contigo nuevamente, como aquellos tiempos de estudiantes universitarios que, con unos pocos pesos en los bolsillo, comprabamos papitas fritas en el Baff.

Un saludo grande para ti.

Enzo Antonio dijo...

te doy muchas fuerzas, mucho ánimo, mucha fe, muchas ganas de vivir pues ése es el secreto para ganarle a tu enfermedad. No te puedo decir si los milagros existen pues no he sido testigo ni he sabido de alguno cerca de algún familiar por ej, pero creo en los milagros por lo que se ha sabido de otras personas que han tenido la suerte de ser tocados, la fe mueve montañas, así que hay que tirar para arriba, estamos juntos.
Saludos.

danieLa® dijo...

Llegué acá por el blog del doc, y a pesar de no haber vivido en persona ninguno, sí creo en los milagros. Sí creo que la fe mueve montañas, y que dios nunca nos deja solos.

Te deseo mucho éxito en tu tratamiento, y se nota que te rodea gente que te quiere mucho, por lo tanto todo será más fácil de llevar.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

mamá, yo no creo en los milagros, pero si en que te recuperaras de tu enfermedad. Aunque con ella nos reímos mucho y lo pasamos bien. Para mi es bueno y malo a la vez, bueno porque pasas más tiempo con nosotros y lo pasamos de maravilla y es malo porqre esta enfermedad te ha deteriorado mucho la salud pero yo se que tu eres muy luchadora y que saldras adelante.

con un abrazo muy fuerte y un beso me despido.
pablo, tu hijo.

Anónimo dijo...

Negrita
Si existen los milagros, tú eres uno viviente. Tu energía y tu esfuerzo me conmueven y me han hecho crecer en esencialidad, en preocuparme de o que verdaderamente importa. He valorado mucho los momentos compartidos, creo que tu enfermedad me ha impregnado de la sabiduría que tú muestras.
Gracias por esto y ánimo para lo que viene
Any

Anónimo dijo...

Yo creo en los milagros, pero hay que tener muchíssima fe. Para mi cada es una lección que hay que saber aprender qué nos quiere decir.
Cuando yo la conocí en Rancagua, me pareció una mujer muy especial, conversamos y usted me contó cosas que quizás yo no lo merecía. La encontré muy sabia y creo que la enfermedad es para terminar de enseñarle algo.
Tenga fé y mucha esperanza....aún si incluso no llega a sanar del todo, esd que en algo tenemos que meditar...para saber qué nos quiere decir el Gran Maestro.
Afectuosamente Nirba o Jaia.

Anónimo dijo...

Amiga,creo mucho en los milagros y no he tendio la fuerza de escribirte, pero mi el alma y en el corazón de Diego Romero serás siempre un ejemplo de valentía y grandeza que no todos hemos tenido el don de recibir. Te quiero mucho...

Lety dijo...

Tener una familia como la suya es un milagro, su hermano José Luis que ha recorrido blogs hablándonos de su entereza ante la enfermedad, de la creación de este espacio y de su intención de apoyar a otros enfermos, es otro milagro. Conocerla y saber del amor que irradia es otro milagro también y este para mí. Estaré contenta de visitarla, me sumo desde ahora al grupo de personas que ayudará el conocerla. Seguiré leyendo hasta su último post.

Un saludo desde Oaxaca México

Ntra. Sra. del Caos dijo...

los milagros?
claro...
pero nos faltan ojos para verlos.

Anónimo dijo...

Milagros?, ...Si.
El milagro de abrirte y contarnos tu historia, de hablarnos de tus emociones y estados de ánimo. El milagro de poder ver la fuerza de la vida que te mueve y puede más. Ver como despiertas los afectos dormidos de tantos y nos haces descubrir lo verdaderamente importante, es y son los milagros de la vida.
Creo que más allá de la fisiología y la respuesta orgánica, está la energía humana y la acción divina para transformarlo todo.
Cuenta con todo mi apoyo y con mis intenciones y deseos más fuertes para que vayas encontrando el camino para superar la enfermedad y puedas disfrutar plenamente la vida que tanto quieres.
Todavía nos queda largo camino juntos en esta generación que hace historia en el Siglo XXI para otros que nos miran y aprenden con ojos de niño. Que la Gracia te ilumine.
Un abrazo
Tu cuñado (Pepe)

gloria dijo...

Una vez lei: "Hay dos maneras de vivir la vida... una es pensar que nada es un milagro. La otra es pensar que todo es un milagro", querida Erika,yo te conozco por tu hermana Zulema, que si creo en los milagros por supuesto que sí, el que tu estes contandonos acerca de tus logros, sueños y temores ya es un milagro porque cuando uno tiene este tipo de enfermedades nos aislamos, sin entender en un principio, que el dolor compartido duele menos, un beso muy grande y estaré rezando para que salga todo bien en cuba, mucho ánimo y tienes una gran FAMILIA cariños Gloria

Hada Morena dijo...

Creo fielmente en los milagros ... he llegado a este lugar y espero quedarme prendida en el ... e ir poco a poco leyendo, aprendiendo y disfrutando de los escritos.

Un abrazo desde las aguas caribeñas!

tate dijo...

Creo en los milagros, he tenido algunos en mi vida.
El último hace unos días, ya te contaré.

Anónimo dijo...

This is very interesting site... » »